Me encanta bailar: flamenco, zumba y funky

Me encanta bailar Marta Velasco
Amo la música. Si pudiera, le pondría banda sonora a cada uno de mis días. Y amo la música porque me transporta y sobre todo porque me hace bailar.
No importa en el momento del día que me encuentre o lo que esté haciendo. Nunca desaprovecho un momento para moverme al ritmo de la música y disfrutar. Emocionalmente me sienta bien…. Bailo y me expreso, libero emociones y conecto conmigo. Me evado y me olvido de las preocupaciones. Como dice Paolo Coelho; “Cuando bailas puedes disfrutar el lujo de ser tú mismo”.

Bailar es un ejercicio aeróbico, por lo tanto, me ayuda a quemar calorías. Sabemos que bailar es uno de los mejores ejercicios que podemos practicar a nivel físico y mental ¿Pero sabes realmente cuáles son sus beneficios?;

1. Quema calorías. Según nuestro peso y la intensidad al bailar podemos quemar entre 400-800 calorías.

2. Es uno de los mejores ejercicios para activar el sistema cardiovascular. Además, aumenta la capacidad pulmonar y proporciona firmeza.

3. Es perfecto para prevenir y mejorar la osteoporosis ya que al bailar mantenemos las articulaciones lubricadas.

4. Aumenta el HDL que es el colesterol bueno y disminuye el LDL (malo)

5. Equilibra los niveles de azúcar en la sangre, por tanto, es perfecto para las personas que padecen diabetes.

6. Es un magnífico “chute” de endorfinas, son sustancias que produce de forma natural nuestro organismo. Nos permiten reducir la sensación de estrés, produciendo una sensación de bienestar, de ahí que se la conozco como hormona de la felicidad lo que se traduce en mejor humor.

7. Ejercita la mente. Tanto si tienes que recordar una coreografía como si bailas de manera improvisada tu mente se mantiene alerta. Además, mejoramos nuestra memoria y la capacidad de realizar varias tareas a la vez.

8. Bailar es un ejercicio que nos mantiene activos socialmente, así que puede aumentar nuestra autoestima y nuestro nivel de relación.

9. Bailar  nos ayuda a superar la soledad y la timidez y a establecer nuevas relaciones.

Como sabes, existe una amplia variedad de bailes, sólo tienes que esforzarte un poco para encontrar el tuyo. A continuación, os dejo los tres que más me gustan y, por supuesto, practico:

El Flamenco:

Es mi baile por excelencia, será porque me viene de familia. En otra ocasión hablamos de esta técnica como terapia.

Se trata de un baile enérgico en el que empleamos mucha fuerza. En 1 hora de flamenco podemos llegar a quemar de 300 a 400 calorías en función de la intensidad. El flamenco hace que nuestro cuerpo se divida en dos, lo que ayuda a mejorar la coordinación, por un lado;

* El zapateado: con el que realizamos un ejercicio de alto impacto mediante el que se fortalecen cuádriceps, gemelos y tendones. A través de los pies imprimimos la fuerza al ejercicio.

* El braceo: los brazos son los que expresan la música, este movimiento nos ayuda a mantenerlos tonificados.

Coordinar ambos requiere mucha concentración.

Entre sus beneficios encontramos:

* Ayuda a mejorar la coordinación

* Mejora la salud cardiovascular

* Aumenta la capacidad pulmonar

* Fortalece los huesos y el favorece el correcto funcionamiento de las articulaciones.

Os dejo la web de mi hermana de la que ya os he hablado en otras ocasiones: www.corazonflamenco.net

Zumba:

Es una disciplina entre el baile y el fitness, dirigidas a todos los públicos y, os aseguro por propia experiencia que no necesitáis mucha preparación física ya que cada uno pone su límite.

Practicando zumba de 2 a 3 veces por semana conseguiremos:

* Reducir la grasa corporal, ya que podemos llegar a quemar has 800 calorías.

* Mejorar el equilibrio y, por supuesto, la coordinación.

* Tonificar todos los músculos, ya que es una disciplina aeróbica que moldea a la vez que fortalece, piernas, glúteos, abdominales y brazos.

* Combate el estrés, como todos los bailes liberas endorfinas, la hormona de del buen humor y te ayuda a dejar atrás las tensiones.

* Bailar favorece la circulación de la sangre y, por tanto, se mejora el tono de la piel.

Funky:

Este estilo de danza urbana que nos hace sentirnos como Beyoncé y la puede bailar cualquier persona a la que le guste sentir la fuerza y el ritmo de la música sin importar la edad.

Nació a partir de la música funk en Nueva York en los años 60. Esta disciplina combina la fuerza física con la expresión poniendo especial atención en las coreografías. Lo que nos ayuda a mejorar la coordinación y la memoria.

* Sus movimientos están llenos de energía ayudándonos a aumentar el bienestar físico y psíquico con contundencia y armonía.

* Favorece la resistencia cardiovascular

* La coordinación, con esta actividad aprenderemos a controlar nuestro centro de fuerza y el eje que equilibra nuestro cuerpo mejorando, así, el equilibrio, la flexibilidad y el sentido del ritmo musical.

* Se ejercitan todos los músculos del cuerpo aumentando la resistencia.

* Nos relaja, ya que permite desinhibirnos y liberar tensiones.

* Bailar levanta el ánimo y eleva la autoestima.

* Ayuda a expresar las emociones y canalizar la adrenalina.

Ya lo sabéis, bailar es el mejor ejercicio para estar en forma sin apenas darnos cuenta. Y lo mejor, podéis empezar a practicarlo en cualquier momento.

“Mientras bailo no puedo juzgar. No puedo odiar, no puedo separarme de la vida. Solo puedo estar alegre y entero. Es por ello que bailo”. – Hans Bos

Marta Velasco

Hola! soy Marta Velasco. Enamorada del mundo de la belleza y el cuidado personal. Pero tengo un secreto y quiero compartirlo contigo...No sin mi pinza! Descúbrelo en mis post

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.