Oro Líquido: El aceite de Argán

aceite-de-argan-eightfinitty
“La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma”. George Sand
Cuido mi pelo hasta el extremo, pero pasan los años y noto como va perdiendo densidad, la edad, el tinte, las mechas, la plancha, secadores…. UFF le doy un trajín ……. Por eso, en mi intensa búsqueda por encontrar cositas que me ayuden a cuidarlo me topé con un producto que poco a poco, no sólo le está devolviendo la vida a mi cabello si no que lo puedo utilizar casi para cualquier parte de mi cuerpo.

El Oro líquido. Apodado por THE NEW YORK TIMES como “el último ingrediente milagro”, el Aceite de Argán es un aceite natural 100% puro, sin olor.

¿Queréis conocer un poco de su historia? El Argán (Argania Espinosa) es un árbol originario de Marruecos que constituye la segunda reserva forestal del país, el cual puede llegar a vivir hasta 200 años.

Su fruto color verde -de aspecto parecido a una aceituna gigante- tiene un olor dulce pero un sabor desagradable. Aun así, contiene un verdadero tesoro: una nuez muy dura con unas pequeñas semillas ricas en aceite. El aceite es muy nutritivo y rico en ácidos grasos esenciales y antioxidantes. Era usado localmente, hace mucho tiempo, como elemento medicinal y cosmético.

No sólo protege nuestra piel, sino que penetra hasta sus capas más profundas para regenerarla por completo y ofrecerle magníficas propiedades antienvejecimiento y reafirmante. Cuando se utiliza con fines cosméticos, debemos fijarnos bien que haya sido obtenido mediante prensado en frío y que no se haya tostado para que no pierda sus propiedades. Pista: el aceite de argán puro no tiene olor.

Me encanta porque es un producto muy versátil, me falta bebérmelo! ya que lo aplico sobre la cara, el cuerpo y el cabello. Aprovecho cualquier momento. Incluso me lo pongo en los talones antes de acostarme, ya hemos hablado de lo mucho que se secan y lo feo quedan si se ven agrietados.

Es increíble cómo se absorbe, además no es graso, no deja manchas y me deja la piel con un aspecto radiante. Además, a diferencia del aceite de rosa de mosqueta, este no es comedogénico, así que, podemos estar tranquilas, no obstruye los poros.

Los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9 en elevadas proporciones en el aceite de Argán, ayudan a mantener de forma óptima la primera barrera defensiva de nuestro cuerpo contra las agresiones externas. Esta se regenera y nutre constantemente. Nada mejor que este aceite para defenderla. Además, su alto contenido en Vitamina E protege la piel contra la acción de los radicales libres, previniendo, por tanto, el temido envejecimiento prematuro. ¿Qué me aporta el aceite de argán?

* Es hidratante. Los ácidos grasos insaturados son responsables de conservar la estructura celular para retener el agua. El argán es rico en estos ácidos grasos, que mantendrán una hidratación óptima.

* Nutre intensamente. La elevada presencia de vitaminas antioxidantes como las vitaminas C o E, también conocida como tocoferol, y otros nutrientes esenciales, cuidan las diferentes capas del cutis. Además, como son antioxidantes, neutralizan los radicales libres y evitan su formación si te lo aplicas diariamente.

* Es un potente regenerador gracias a su acción antioxidante de las vitaminas ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y conservándola suave y tersa.

* Penetra fácilmente actuando en las capas más internas. Los dermatólogos lo recomiendan para mejorar el acné leve, la psoriasis y otro tipo de problemas relacionados con la piel. Aun así, antes de comenzar cualquier tratamiento de este tipo, es aconsejable que acudas a un profesional para que marque las pautas del mismo.

* Reduce las estrías que puedan aparecer durante el embarazo

* Tiene un efecto cicatrizante en quemaduras superficiales de la piel.

* Fortalece las uñas débiles con tendencia a quebrarse.

* En el cabello, obtendremos un pelo hidratado, resistente a la caída y con las raíces reforzadas.

Bueno, ya conocéis otro de mis secretos, ahora me gustaría contaros como me lo aplico.

1. Como extra, antes de mis cremas: Aplico unas gotas en las manos y extiendo, sobre todo por la noche, en la cara, el cuello y el escote, evitando el contorno de ojos. Aprovecho y me doy un masaje suave con movimientos ascendentes. Me relaja tanto….

2. Otra forma de dar un buen uso al aceite de argán es depositando unas gotitas sobre la crema de cara o de cuerpo que vayamos a utilizar. Esto se debe repetir cada día para obtener los resultados deseados

3. Para hidratar o para proteger el cabello de planchas o secadores: Aplico unas gotas de aceite en el cabello masajeando hasta que penetre del todo, haciendo hincapié en el cuero cabelludo, en las raíces y en las puntas, sobre todo, como en mi caso, si éstas tienden a quebrarse. Cojo una toalla caliente y envuelvo todo el pelo dejando que actúe durante al menos 20 minutos. Retiro la toalla y lo lavo con champú revitalizante, ahora mismo estoy usando Go Organic de Farma Dorsh, asegurándome de retirar todo el exceso. Después aplico un suavizante y listo.

hidratacion

Mascarilla de Argán

Yo lo hago cada quince días más o menos, normalmente los sábados o domingos mientras trasteo por casa.

Lo que os decía, un auténtico tesoro. ¿Lo habéis probado vosotras? Ya me contaréis!!

 

Marta Velasco

Hola! soy Marta Velasco. Enamorada del mundo de la belleza y el cuidado personal. Pero tengo un secreto y quiero compartirlo contigo...No sin mi pinza! Descúbrelo en mis post

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.